Presenta Geovani Prisco libro “¡Acuérdate Diosito! Este año sí hice algo por ti”

En el teatro Xicohténcatl de la ciudad de Tlaxcala, el escritor del barrio de Jesús de San Pablo del Monte, Geovani Prisco Hernández, presentó el libro titulado “¡Acuérdate Diosito! Este año sí hice algo por ti”, que explica como el cultivo del maíz representa la constelación central para aproximarse a la cosmovisión de los campesinos de este municipio.

Al respecto, el maestro Nazario Antolín Sánchez Mastranzo, comentó que es un libro muy completo sobre la cosmovisión que tiene que ver con las comunidades actuales sobre todo con la población indígena en la región de La Malinche como es el caso de San Pablo del Monte.

Refirió que en el caso de las festividades que analiza Geovani, reflejan lo que se ha llamado el núcleo duro de la tradición mesoamericana que tiene que ver con la cosmovisión, con la forma de ordenar el espacio, pero sobre todo de ordenar el espacio en el papel que juega la comunidad y los elementos rituales y sociales que dan sustento al aspecto del orden del universo.

“Entender desde el análisis de tres festividades como el Altepeílhuitl, la Minerva y los desposorios de la virgen, nos lleva a entender dónde se encuentra la comunidad y el papel actual que juega, no sólo en la religiosidad, sino en espacios que no tienen que ver con el catolicismo”.

Nazario Sánchez, sostuvo que San Pablo del Monte no puede olvidar su vida agrícola y que todo su ciclo festivo radica en la petición, en la rogación y el agradecimiento de la lluvia para que el maíz alcance su madurez.

Autor del libro: Geovani Prisco Hernández

En su oportunidad, Geovani Prisco, mencionó que su inquietud de realizar su investigación en estos temas, parte de que muchas generaciones jóvenes “nos preguntábamos en el pasado por qué hacíamos tal o cual práctica” ( en referencia al Altepeílhuitl, la Minerva y los desposorios de la virgen).

“El ir viendo estas cuestiones permitieron que este libro surgiera para que pueda ayudar a nuevas generaciones” a entender estos temas, manifestó.

Y fue más allá, al saber que aún en San Pablo del Monte hay tiemperos, curanderos, personas que saben leer el tiempo, que interpretan algunos sueños, que los Santos están presentes en sus vidas y el papel de la montaña en la comunidad, son aspectos que permiten “acercarnos a la comunidad y entenderla”.

El texto nos va llevando a conocer los rasgos que hay de diferenciación entre el mundo natural, cultural y, sobre todo, en ciertas prácticas religiosas.

Es decir, los tres rituales más importantes del ciclo agrícola como la apertura del temporal (relacionada con La Sexagésima-altepeílhuitl); el crecimiento de la planta y el alejamiento de plagas (referente al ritual de petición de la lluvia La Minerva) y, por último, la cosecha (Los desposorios de San José y la Virgen de los Remedios) que marca el cierre del ciclo agrícola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *