5 de mayo, la otra batalla con los franceses pero en SPM en 1863

Batalla de San Pablo del Monte con el ejército francés en 1863.

A. Corona.- El 5 de mayo, pero de 1863, exactamente un año después de la derrota del ejército francés en Puebla, la comunidad de San Sebastián Xolalpan de San Pablo del Monte fue sede de otra batalla a muerte en la zona conocida como Actipac.

En aquella ocasión, en una de las múltiples confrontaciones que tuvieron los extranjeros en México, a un costado de donde ahora está la carretera Vía Corta y el puente El Sálate (Xalatla), el encuentro fue encabezado por los Lanceros de Durango y voluntarios de San Pablo del Monte, Tenancingo, Papalotla y San Cosme Mazatecochco, quienes intentaron detener el avance de los franceses.

En esa lucha, hace ya 157 años, el contingente de la zona sur de Tlaxcala perdió la batalla y más de mil mexicanos se retiraron abandonando algunos hombres y el estandarte que llevaba bordado el nombre del Primer Regimiento de Caballería de Durango.

Desde esa fecha los voluntarios caídos siguen en el olvido pues las autoridades federales, estatales o municipales no han realizado honores respectivos a la gente que tuvo el valor de enfrentar a ese ejército a pesar de que han habido solicitudes en el Congreso de Tlaxcala, las cuales han sido ignoradas.

Intervención francesa

La batalla de 1863 en San Pablo del Monte, constituye una parte de la segunda intervención de los franceses entre los años de 1862 y 1867, a raíz de que el gobierno mexicano, encabezado por Benito Juárez, anunciara la suspensión de los pagos de la deuda externa en 1861.

La Primera Intervención francesa en México, también conocida como la Guerra de los pasteles, fue el primer conflicto bélico entre México y Francia, teniendo lugar del 16 de abril de 1838 al 9 de marzo de 1839.

Dos estandartes

El empuje del ejército invasor, con mayor experiencia, deshizo la formación de los Lanceros de Durango en San Pablo del Monte, “en un momento, el abanderado cayó y un cazador francés, de apellido Bordes, se apoderó del estandarte finamente bordado del Primer Regimiento de Caballería de Durango”, plasmaron los triunfadores.

Así, el caos fue total y la unidad mexicana se retiró, de esta manera, el 6to Escuadrón se hizo ilustre cuando más de mil mexicanos se apartaron de la batalla que se tenía perdida, abandonando a 30 prisioneros en el campo.

Hasta donde se sabe, no fue uno sino dos estandartes, uno permaneció en el museo del ejército francés hasta el año de 1964, cuando el gobierno de Francia lo devolvió a México.

Estandarte devuelto a México en 1964

El otro, el de mayor realce pues representa el trofeo de guerra y emblema de orgullo del Primer Regimiento de Cazadores de África, está establecido en el Campo Militar de Canjuers, Francia.

El 5 de mayo de cada año, los efectivos de ese cuerpo militar, en una ceremonia especial, rinden honores y guardias al estandarte mexicano, en conmemoración a la batalla de San Pablo del Monte, considerada por ellos como extremo heroísmo.

En Francia, rinden honores al estandarte mexicano

Congreso sin respuesta

En los meses de marzo y abril del 2019, cronistas de los municipios de San Pablo del Monte y Tenancingo, solicitaron al Congreso local conmemorar en dicho municipio la Batalla del 5 de mayo de 1863.

Sin embargo, la nula respuesta ha sido clara al no interesarles en lo más mínimo este hecho histórico, ni siquiera de los diputados de San Pablo del Monte en las diferentes legislaturas de Tlaxcala.

Su solicitud, es para construir un obelisco en el lugar; incluir el hecho histórico en los libros de texto gratuitos de educación básica; elaborar y editar una revista para darlo a conocer en el estado; crear un museo en donde se exhiban diferentes pinturas del enfrentamiento; creación de una placa y mural con escenas de la batalla.

Asimismo, elaborar y colocar una estatua en honor a los caídos mexicanos; realizar un desfile y acto cívico con motivo de la Batalla del 5 de mayo de 1863 en ambos municipios y la construcción de himno local referente a los voluntariados de San Pablo del Monte, Tenancingo, Papalotla y Mazatecochco.

Entregan réplica de estandarte

Hasta ahora, sólo a través del investigador Iván Herrera Flores, con el apoyo del presidente de San Sebastián Xolalpan Esteban Juárez Organillo, el 24 de septiembre de 2019, se desarrolló el hermanamiento entre San Pablo del Monte y Durango.

Durante ese acto, una réplica de ese estandarte, que se exhibe en Francia, fue obsequiada al representante de la Asociación de Cronistas de Durango, Carlos Cázares, a fin de fortalecer los lazos de hermandad y recordar el hecho histórico.

Así luce actualmente el lugar de la batalla en San Pablo del Monte

Un comentario

  1. En Tlaxcala pareciera que no hay gobernador, es bien sabido que los gobiernos sólo realzan lo que les conviene, hay acontecimientos que merecen retomar su conmemoración, los diputados que han surgido de San Pablo del Monte sólo lo han hecho con gusto pero para enriquecerse “que tristeza”…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *